Cuando Peter Ammentorp llegó a casa después de ver Avatar de James Cameron, decidió que realmente quería tener su propio Avatar así que, lejos de deprimirse como otros, se puso manos a la obra y después de un par de horas delante de Photoshop, este fue el resultado.

No se vosotros pero en cuanto tenga un respiro me hago el mio. 😉

PD: Aquí os dejo una imagen con buena resolución del ojo de un Na’vi. No necesitaréis mucho más a parte de alguna textura para la piel y algo de habilidad.

Vía | John Nack on Adobe