Jaime Ibarra nació en España pero se crió en Australia lo que, según él, explica su “acento gracioso”. Localizar la fuente de su fantástico talento es más complejo…