Lo de hacer fotografías en invierno está muy bien y todo eso pero, reconozcámoslo, para los más frioleros puede ser un auténtico martirio. Puedes abrigarte todo lo que quieras pero las manos son un problema: si no utilizas guantes se te congelan y si lo haces descubres en seguida que los pequeños controles de la […]