Menuda coincidencia. Minutos después de que mencionara el problema de la “distorsión de gelatina” esta mañana en la noticia del sensor del 120 megapíxeles de Canon va Flickr y publica un pequeño artículo sobre este curioso efecto muy dado (aunque no exclusivo) de las cámaras con sensores CMOS, el rolling shutter.

¿A qué se debe? Muy sencillo. Veréis, contrariamente a lo que muchos podéis pensar, los sensores no suelen leer toda la imagen de una sola vez sino que lo hacen mediante barridos en columnas horizontales o verticales. En otras palabras, no todas las partes de la imagen se graban exactamente al mismo tiempo, por lo que si movemos la cámara o el motivo muy rápido saldrá distorsionado.

Este efecto solo suele apreciarse con sensores baratos (por ejemplo, es muy fácil de ver con las cámaras de los teléfonos móviles) y, en menor medida, en los modos de grabación de vídeo de algunas cámaras (las Nikon especialmente, pero también en cierto grado en las de Canon).

Vía | Flickr Blog
Imágenes | Ben Bunchjasons_show y tossthecam