Sin palabras. Sencillamente me he quedado de piedra tras leer la entrevista que le ha realizado el diario Público a Javier Arcenillas, el ganador de la primera edición del certamen de fotoperiodismo FotoCAM con una imagen burdamente retocada. No solo se autodefine como poco menos que una prostituta de la fotografía que se limita a “obedecer y cobrar” adaptando su ética a la del mejor postor, sino que completa su desolador cuadro dejando entrevér lo que muchos ya sospechábamos: lo de que entregaría los 20.000 euros del premio a la ONG “que le pareciese” pero que no renunciaría a él, se ha transformado en un “Algo les caerá a muchas ONG. Antes tengo que hacer números.”

Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente.”
– Groucho Marx

Actualización: Gracias a Sergio de la Torre podéis leer la entrevista en formato PDF.

Vía | Gráficos