Opaco es el título del primer cortometraje realizado utilizando la función disparo continuo de la Nikon D50. Un total de 15.000 tomas cargadas del buen gusto de su autor, el fotógrafo argentino Martín Crespo, y que relata la historia de una pareja de amantes que pasa su último día juntos mientras se desvanece su relación.

De 35 minutos de duración, Opaco fue presentado en el festival de cine de Sundance, y podemos hacernos una idea de por donde van los tiros de esta obra experimental con tan solo ver la preview disponible en su web.

Parece que se está empezando a mirar cada vez más a la fotografía digital como una buena herramienta dentro de otros ámbitos distintos de los que cabría esperar, y sino que se lo digan a Tim Burton y su Corpse Bride, largometraje realizado con la Canon EOS-1D Mark II.

(Vía Roberto Dam Photography)