Ayer fue un día de locura en Applesfera donde batimos nuestro record personal con 1.100.000 páginas vistas en apenas unas horas (cuando lo normal son unas 50k-60k al día). Pero hoy, más tranquilo ya, puedo volver con vosotros para hablaros de las novedades presentadas por Apple durante la keynote de la Macworld de San Francisco, o al menos, aquellas que resultan más interesante para nosotros los fotógrafos.

MacBook Air

El MacBook Air es, según Apple, el portátil más delgado del mundo y es que sus zonas más finas apenas superan los 4 mm. Con un cuerpo fabricado en aluminio anodizado y 1,36 Kg de peso, el Air destaca no solo por su portabilidad sino también por el resto de sus características técnicas: nuevos procesadores Core 2 Duo (un 50% más pequeños que los normales) a 1.6 Ghz, 2 GB de RAM en toda la gama, tarjeta gráfica Intel X3100, pantalla LED de 13,3″, conectividad Wi-Fi 802.11n y Bluetooth 2.1 + EDR, cámara iSight integrada, teclado retroiluminado (cuya intensidad se ajusta automáticamente en función de la luz ambiente), conexiones abatibles (Micro-DVI, 1 USB 2.0 y salida de audio) y adaptador de corriente MagSafe. Opcionalmente, tenemos la posibilidad de equiparlo con un micro a 1.8 Ghz y un disco de memoria sólida de 64 GB en lugar del disco duro para alcanzar velocidades de acceso mayores y mejorar la autonomía (al no existir piezas móviles).

En lo que a autonomía se refiere, el Air aguanta 5 horas utilizando la conexión Wi-Fi (sino, la cifra aumenta aún más). Pero he dejado lo mejor para el final y es que el nuevo portátil de Apple tiene un ligero parentesco con el iPhone: su trackpad es multitáctil y permite realizar diferentes gestos para, por ejemplo, rotar o ampliar imágenes, hacer zoom en la pantalla y mucho más. Espectacular.

Su precio de salida es de 1.649 euros y aunque no incluye lector óptico, dispone de un SuperDrive externo opcional y un original sistema con el que utilizar vía Wi-Fi la unidad de cualquier otro equipo, independientemente de que sea Mac o Pc.

Time Capsule

El otro producto de lo más suculento es Time Captuse, en esencia, una estación inalámbrica Airport que incluye un disco duro de 500GB o 1TB. De este modo, no solo tenemos una red Wi-Fi 802.11n con la que compartir impresoras o lo que queramos, sino que podremos almacenar nuestros archivos y acceder a ellos desde cualquier punto de la casa de forma segura tras un cifrado de 128 bits.

La gran ventaja de Time Capsule viene dada para los usuarios de Mac OS X Leopard, que ahora podemos programar las copias de seguridad de Time Machine en nuestros equipos portátiles para que se realicen automáticamente sin tener que conectar ni un solo cable.

¿Su precio? 289 euros para el modelo de 500GB y 489 euros para el de 1TB.

Más información | Applesfera