El New York Times publica la noticia del descubrimiento en México de tres cajas perfectamente etiquetadas con más de 3.000 negativos realizados por Robert Capa durante la Guerra Civil Española.

Tan solo estaban al tanto de su existencia un reducido grupo de expertos, permaneciendo ocultas a la mirada del mundo durante los últimos 68 años. La “maleta Mexicana”, ha estado rodeada de la misma aura mítica de otros tesoros culturales modernos como los primeros manuscritos de Hemingway, desaparecidos en una estación de tren en 1922.

Cuando Capa escapó a los EE.UU. en 1939, dejó atrás estos negativos en un cuarto oscuro de París, asumiendo que se habían perdido durante la ocupación Nazi. Pero en 1995 comenzó a correr el rumor de que habían sobrevivido de algún modo, pasando de mano en mano, de París a Marsella y de ahí a la ciudad de México en posesión de un general y diplomático mexicano que había servido bajo el mandato de Pancho Villa. Ahora, más de medio siglo después, los negativos han realizado un último viaje hasta el Centro Internacional de Fotografía de Midtown en Manhattan, tras años de oscuras negociaciones con los descendientes del general.

Según Brian Wallis, director del centro, “Verdaderamente estamos ante el Santo Grial de la obra de Capa”, quien tamibén añadió que junto a los negativos Capa, las cajas rajadas y cubiertas por polvo también contienen imágenes tomadas por Gerda Taro, compañero de Capa en el ámbito profesional y amistoso, y por David Seymour “Chim”, otro de los fundadores de la agencia Magnum junto a Capa.

Actualización: En elpais.com amplían algo más la noticia, como que entre los negativos se han encontrado ya imágenes de La Pasionaria, Lluis Companys, María Teresa León, Hemingway o Azaña. Imágenes de Bilbao, misas de Campaña, un campo de prisioneros moros, Oviedo en Ruinas, Alberti con el 5º regimiento, imágenes de refugiados en Barcelona, escenas de Teruel…

Vía | Heading East
Galería | Robert Capa’s Lost Negatives