Atom Bomb

Muy interesante el comentario de Pepe Cervera en su blog de 20 minutos sobre el fotógrafo estadounidense Harold Engerton (1903–1990). Especializado en fotografiar a velocidades últrarápidas, Engerton desarrolló sistemas de iluminación estroboscópica y una cámara con un obturador compuesto de cortinillas polarizadas capaz de hacer fotografías con exposiciones de una cienmillonésima de segundo (1/100.000.000 seg.).

La imagen superior captura los primeros instantes de una explosión nuclear, justo antes de iniciar la destrucción. Edgerton la tomó con la cámara citada anteriormente y un objetivo construido también por él que con 3 metros de longitud le permitió situarse en un búnker a más de 10 kilómetros del punto cero. En cuestión de milisegundos, todo se vaporizó al rededor y la arena del desierto de Nevada quedó cristalizada.

Enlaces relacionados