No seré yo quien os aconseje que reemplacéis vuestra réflex digital por la cámara integrada del iPhone pero desde luego, las fotografías de Greg Schmigel realizadas con un iPhone de primera generación son la prueba palpable de que no hace falta mucho más aparte de talento para conseguir buenas imágenes.

En la web Just What I See (Sólo lo que veo), Greg retrata, a veces en color y otras en blanco y negro, el mundo que le rodea y que solemos pasar inadvertido junto a todas esas cosas que no por ser cotidianas son menos interesantes. Para esta tarea, el fotógrafo convierte en virtudes los defectos de la cámara del teléfono de Apple (y de virtualmente cualquier móvil) olvidando cualquier aspecto técnico para centrarse en lo que tiene delante y aprovechando su pequeño tamaño para capturar a la “fauna urbana” sin llamar su atención.

Tanto el primer iPhone como el nuevo modelo 3G incorporan la misma cámara de 2 megapíxeles capaz de proporcionar imágenes de 1200×1600 píxeles, más que suficiente para sacar copias en papel de 10 x 5. Lo curioso del caso, es que aun siendo muy inferior a las cámaras de otros móviles como el N95 de Nokia, los usuarios del iPhone se muestran particularmente activos, siendo Flickr la prueba más evidente.

Vía | Applesfera
Sitio oficial | Just What I See
En Flickr | Greg Schmigel