No se si recordaréis estas dos fotografías de mi viaje a Japón con las que os narraba mi primer encuentro fortuito con una geisha mientras disfrutaba de los festejos del hanami (el florecimiento de los cerezos) en el parque Maruyama de Gion (Kyoto). En aquella ocasión os comentaba que por mucho que lo había intentado, no había logrado encontrar una descripción suficientemente concreta y sólida (a lo largo de otras fuentes que no se contradigan) de las diferencias entre las geishas y las maikos, sus aprendices; y hacía un llamamiento para ver si alguno de vosotros podía sacarme de la duda.

Bueno, pues si gracias a Javi Moya y Miriam pude confirmar que en efecto se trataba de una geisha con todas sus letras y no de una “simple” aprendiz, imaginad como me he quedado al recibir un comentario de Joana en el que amplía esta información con un nuevo dato, ¡su nombre! Se llama Umeha y además de tener una legión de fans en los foros de Immortal Geisha es conocida por ser particularmente simpática con los fotógrafos.

Que grande es Internet y que pequeño el mundo.