Diego López, uno de mis fotógrafos de naturaleza preferidos y además, buen amigo, inaugura mañana a las 20:00 horas la exposición “Arte natural” en el complejo Ideal de Alcalá de Guadaíra. La exposición, de la que he ya tenido la suerte de ver buena parte, es fantástica y se la recomiendo sin duda a todos los amantes de la naturaleza en particular o la fotografía en general. Tenéis hasta el 15 de marzo para acercaros así que si tenéis la oportunidad, no lo dudéis.

Diego se inició con las aves en Doñana y en las marismas del Guadalquivir, zona que aún sigue robando gran parte de su tiempo seducido por su entorno, aunque actualmente ha tomado como preferentes en su trabajo los paisajes y la biodiversidad de Andalucía.

A día de hoy, el fin último de su labor ha cambiado y el acopio indiscriminado de imágenes de sus inicios han dado paso a un mayor rigor en la selección de sus trabajos, insistiendo en la tarea de captar y recopilar las imágenes más bellas y sorprendentes que la Naturaleza le pueda ofrecer, para así acercar cada vez más la Fotografía al arte que ésta verdaderamente representa.

Ha sido naturalista y fotógrafo de rodaje de documentales de naturaleza y asimismo, cuenta en su haber con la publicación de muchas de sus fotografías en algunas de las más prestigiosas revistas nacionales e internacionales relacionadas con su trabajo tales como National Geographic, Visión Salvaje, Natura, Terre Sauvage, Natur, Cosmos.

Ha recibido premios en distintos concursos internacionales como el European Wildlife Photographer of the Year de la GDT, Glanzlichter o el Festival de Montier además de haber conseguido el primer premio de fotografía de la conserjería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en 2008.

Actualmente está desempeñando su labor como parte del equipo de fotógrafos seleccionados por National Geographic y la Unión Europea para desarrollar el mayor proyecto de Fotografía de Naturaleza jamás realizado a nivel intracomunitario “Wild Wonders of Europe”.

La sensación de libertad, el trabajo de campo y los emocionantes momentos que la naturaleza nos brinda son insustituibles en la vida de Diego López que aún hoy no deja de sorprendernos con la variedad de sus imágenes, captando desde las más insospechadas texturas y los más ínfimos detalles de la Naturaleza hasta las más increíbles tomas aéreas y panorámicas que hacen de sus exposiciones todo un cúmulo de buenas sensaciones para el espectador que las visita.