Puede que Nikon se le adelantase con la D90 presentando hace unas semanas la primera réflex con grabación de vídeo, pero Canon ha ido aún más lejos con su primer modelo en ofrecer esta característica: la esperada EOS 5D Mark II. La cámara no solo eleva la resolución hasta los 1920×1080 (1080p) a 30 fps (frente a los 720p a 24 fps de la D90), sino que además permite grabar vídeos de hasta 4 GB de tamaño (hasta 30 minutos dependiendo del contenido de la escena, aunque según las pruebas de Canon, una cifra más realista se sitúa en torno a loas 12 minutos).

Algunas consideraciones a tener en cuenta:

  • El formato de vídeo utilizado es el H.264 (Quicktime .mov), el mismo de las recién anunciadas G10, SX1 IS, SX10 IS, SD990 IS y SD880 IS. Los dos ajustes posibles son: 1920 x 1080 (1080p 16:9) hasta 12 minutos (38.6 Mbits/sec) y 640 x 480 (480p 4:3) hasta 24 minutos (17.3 Mbits/sec).
  • El balance de blancos puede definirse antes de comenzar a grabar o realizarse automáticamente durante la grabación para ir variando en función de los cambios de luz ambiente. Según las primeras pruebas, parece que la transición es bastante suave, lo que siempre es de agradecer.
  • El AF funciona antes y durante la grabación, pero está limitado a los modos disponibles en Live View y no es que sean famosos por su velocidad. Eso sí, mejor esto que nada… además, siempre queda ajustarlo manualmente como en la D90.
  • No están claros los controles de exposición que tendremos en el modo de vídeo de la 5D Mark II pero lo que sí sabemos es: podemos ajustar la velocidad de obturación automáticamente (entre 1/30 y 1/125), también podemos seleccionar cualquier apertura del objetivo, ajustar la exposición antes de comenzar la grabación o dejar que sea controlada automáticamente por la cámara. Viendo algunos de los pocos vídeos disponibles hasta el momento parece que el modo de exposición automática utilizado por Canon en la grabación de vídeo está libre de los problemas detectados en la D90 (saltos bruscos de un valor de exposición a otro sin la transición suave que debería de haber entre ellos).
  • Varios de las opciones de retoque de imagen disponible en los modos fotográficos también lo están en el de vídeo, incluyendo los Estilos de Imagen, la Prioridad de Tonos a las Altas Luces o la nueva Corrección automática de Viñeteo entre otras.
  • En lo que respecta al sonido, este es capturado por un micrófono mono integrado (esos tres pequeños orificios situados justo debajo de las letras “5D”) o, si anteponemos la calidad a la comodidad, conectando un micrófono externo al jack estéreo de 3.5mm del lateral de la cámara. Los dos canales de sonido se digitalizan en formato PCM a unos más que respetables 16 bits/44.1khz, y tanto el nivel del micrófono como la supresión de ruido (viento) se ajustan automáticamente sin que tengamos el menor control manual sobre ello.
  • Al igual que algunas PowerShot, la 5D Mark II puede sacar fotografías incluso mientras estamos grabando un vídeo. Tan pronto terminamos de realizar la toma, el vídeo continua grabando en el mismo clip.
  • La reproducción de vídeo de la cámara puede controlarse mediante el RC-1 y RC-5, los dos mandos a distancia por infrarrojos compatibles con la 5D Mark II.

Vía | Rob Galbraith